Etiquetas

, ,

Aunque la novela juvenil Será hermoso morir juntos, de Manuela Salvi (Debolsillo), se publicó en abril de 2012, es un libro perfecto para el verano. Es una novela ligera, que se lee rápido y sin otro objetivo que entretener y conseguir que se pase un buen rato con la lectura.

Argumento

Bianca se ha trasladado con su padre, el juez Prandi, de Milán al sur de Italia. Huyen del pasado y dejan espacio a la madre de Bianca, sumida en una depresión.
Al llegar al nuevo instituto, desentona por completo. Pero se da cuenta de que no es la única. Manuel parece tan fuera de lugar como ella; ambos tienen la mirada cubierta por un halo de oscuridad, de tristeza… tal vez porque ambos han presenciado la muerte, pero de formas muy diversas. Quizás por eso ambos sienten una atracción intensa e inmediata, a pesar de saber, al menos Manuel, que la relación está condenada al fracaso o a la desgracia. Porque lo que Bianca no sabe es que Manuel es el protegido del jefe del clan mafioso de los De Giacomo. El mismo clan al que su padre, el juez, está persiguiendo.
¿Podrán estar juntos a pesar de todo? ¿O deberán escoger entre su amor y su familia?

Opinión

Si hay algo que tienen en común las novelas juveniles de corte romántico es que, como ya William Shakespeare apuntó en Romeo y Julieta, el amor siempre se encuentra con escollos, algunos infranqueables. Tenemos el ejemplo de Bella y Edward Cullen, los protagonistas de la saga Crepúsculo, cuyo amor parece imposible por el simple hecho de que ella es humana y él vampiro. Ocurre lo mismo en las Crónicas vampíricas de L.J. Smith. Sin embargo, Manuela Salvi plantea en Será hermoso morir juntos un amor imposible entre dos mortales, un cambio que se agradece tras tanto romanticismo sobrenatural. ¿Cuál es el muro que separa a Bianca y a Manuel? El hecho de que él está destinado a ser el siguiente jefe del clan De Giacomo, un clan mafioso sin escrúpulos ni ante la vida humana ni ante la naturaleza.

Entremezclada con la historia de amor, la autora ha construido una historia de mafia en la que encontramos venganza entre clanes, envidia entre “hermanos” (aunque Angelo y Manuel no son hermanos de sangre) y ansias de poder y dinero. Este marco de violencia y de desprecio por la vida humana no es únicamente un escollo que deberán sortear los jóvenes enamorados, sino una excusa para que la autora plantee algunos dilemas bastante interesantes. Aunque se trata con cierta superficialidad, en Será hermoso morir juntos se plantea la falta de libertad que pueden tener algunos jóvenes marcados por su entorno para convertirse en lo que toca, en lo que se espera de ellos. Cuando tu padre es médico y espera de ti que también lo seas, puede ser malo, pero no tanto como cuando tu padre forma parte de la cúpula de un clan de la mafia. ¿Cómo puedes escapar de eso? ¿Cómo puedes llegar a sentirte tú mismo si nunca has podido parar a pensar lo que querías hacer con tu vida? Algo parecido le ocurre a Manuel, aunque no se plantea nada de esto hasta que conoce a Bianca. Cuando ella aparece en escena, sus esquemas se derrumban y la sensación de estar atrapado en un lugar en el que no sabe si quiere estar empieza a hacer mella en él.

Escrita de forma ligera y amena, Será hermoso morir juntos es de esas novelas que pasan deprisa. La autora plantea unos capítulos cortos y directos, entre los que, de vez en cuando, vamos encontrando unas cartas de Bianca a un tal Danielle. Quién es y por qué le escribe como si nunca más fueran a verse es un misterio que poco a poco se va desvelando y que explica ese afán que tiene Bianca por permanecer en las sombras.

Sin embargo, las sombras de Bianca son distintas a las de Manuel. Por eso chocan algunas de las situaciones en las que la chica decide meterse guiada por él. Como ocurría en el caso de Bella y Edward Cullen, como el chico es peligroso, debe proteger a la chica. Lo más lógico sería no ponerla en peligro, pero ni el vampiro Cullen ni el aprendiz de mafioso Manuel consiguen mantener a sus chicas lejos de las tragedias. Algunos apuntan que este tipo de comportamiento que se presenta en las novelas empuja a retomar ese cliché del hombre como protector de la mujer débil. Por suerte, en el caso de Bianca, la autora la ha dibujado como una chica decidida; aunque por amor se hacen muchas tonterías y en ese sentido ella no se salva.

Las reflexiones sobre lo importante que es no pensar que la violencia es la respuesta a todos los problemas, que en la vida hay que pensar en uno mismo y en los sueños que uno quiere realizar, es un canto a la vida y a la libertad. ¿Utópico? Ya dijo Eduardo Galeano que la utopía servía para caminar, para intentar alcanzar esa línea del horizonte que siempre se mueve pero que nos permite seguir luchando. Es lo que hacen Manuel y Bianca, a su manera y con cierto aire dramático que otorga a la novela momentos poco creíbles. Pero la historia está suficientemente bien hilada como para que pasen casi desapercibidos y se siga inmerso en el desenlace de semejante historia de amor que parece condenada al fracaso absoluto.

Un libro fresco, con toques de crítica social y una historia de amor sencilla y a la vez distinta. Será hermoso morir juntos es una lectura amena y entretenida que se aparta de los amores sobrenaturales y nos dice que no es necesario enamorarse de un vampiro para encontrarse en una relación tormentosa y a su vez excitante; que los chicos malos también están en la realidad, aunque algunos sólo tienen de malo la fachada. ¿Será el caso de Manuel o Bianca se equivocará?

INES MACPHERSON
FUENTE: ANIKA ENTRE LIBROS