Etiquetas

, , ,

Y puestos a hablar de autores fetiche, hoy también hablaré de John Green, ese hombre que ha conseguido, por fin, llegar a nuestras librerías, gracias al éxito de Bajo la misma estrella, una maravilla de libro que sabe tratar un tema tan difícil como el cáncer de forma magistral. Pero John Green ya había publicado buenos libros mucho antes. Por fin, gracias a Nube de Tinta, podemos disfrutar de ellos en castellano. En junio de 2014 se publicó Ciudades de papel, una magnífica historia que nos habla de la identidad, de la diferencia entre quiénes somos y cómo nos ven o esperan que seamos los otros. Un libro la amistad, sobre ese maldito momento en que tienes que empezar a crecer, sobre los sueños que cada uno persigue, y sobre la capacidad de ver más allá de la piel, de las apariencias, del papel… Y encontrar el propio camino, diseñar el propio viaje sin importar lo que nos diga el mapa.

 

244_NT94284.jpg

ARGUMENTO:

Quedan pocas semanas para la graduación, y la vida de Quentin es lo que ha sido siempre: tranquila, normal… hasta que Margo Roth Spiegelman vuelve a aparecer en su vida. Margo es su vecina desde que tiene uso de razón, pero ella forma parte del mundo perfecto de los populares, de los guapos, de los que lo tienen todo… O eso cree Quentin.
Una noche, Margo aparece en su habitación para pedirle que sea su compañero en un plan de venganza perfectamente calculado y milimetrado. Aunque han pasado años, es como si volvieran a ser esos niños que jugaban juntos; esos niños que descubrieron un cadáver cuando eran pequeños. Siempre ha habido algo que los unía, aunque fuera en la distancia. Y esa noche parece unirlos más.
El problema es que, al día siguiente, Margo desaparece. Y lo único que ha dejado es una serie de pistas para Quentin. ¿Logrará encontrarla? Y lo que es más importante, ¿logrará descifrar el misterio de quién es realmente Margo Spiegelman?

OPINIÓN:

Existen muchos misterios, pero, a veces, los misterios más exigentes, los que nos arrastran más, los que nos sorprenden más, son las personas. ¿Qué se esconde detrás de la imagen que cada uno dibuja en su interior sobre otro ser humano? ¿Realmente los vemos como son, o simplemente proyectamos algo de nosotros para comprenderlos desde nuestras necesidades? ¿Los otros son ventanas o espejos? ¿Están allí para que se adapten a nosotros o para retarnos a ser lo que podemos llegar a ser?

Es un placer descubrir que Nube de Tinta ha decidido publicar las anteriores novelas de John Green tras el éxito mundial de Bajo la misma estrella ( en julio publicaron El teorema Katherine). Porque todas y cada una de ellas son historias únicas, especiales, que vale la pena leer. Consigue dar una autenticidad y una peculiaridad a sus personajes, que permite que la historia fluya con ellos, que ellos sean la historia. Lo interesante es que en estas Ciudades de papel, uno de los personajes ficticios es, en sí mismo, una ficción: porque cada uno de los personajes imagina a Margo Spiegelman de una manera. Es un miraje, un mito, una idea… Pero, ¿alguien sabe realmente quién es?

De la mano de Quentin, el protagonista, nos adentramos en un viaje que es, en sí mismo, muchos viajes: un viaje físico, en el que recorren las posibles ciudades en las que puede haber estado Margo; un viaje emocional, para comprender cuáles son sus emociones hacia ella; un viaje personal, en el que descubrirse a sí mismo y desmitificar el mito de esa vecina perfecta a la que, de hecho, no conoce realmente… Y un viaje imaginario a esas ciudades de papel, porque ellas también son protagonistas que evolucionan, que pasan de ser lugares abandonados a lugares inexistentes, no como utopías, sino como espacios que solo existen en el papel, que son de papel. Y es que, como dice Margo, hay ciudades de papel, personas de papel, que siguen lo que está escrito, lo que se espera, lo que se ha dibujado en un mapa de la vida impuesto por una sociedad de papel.

¿Pero qué ocurre si añadimos algo que no existe en el mapa de la vida, una variante, un cruce de caminos para escoger otra dirección que la marcada? Que lo ponemos todo patas arriba. Y eso es lo que hace Margo: poner patas arriba el universo de Quentin. Porque, a veces, es necesario romper ciertos hilos para coser nuestro universo de nuevo, para descubrir qué hilos nos importan.

Este es un libro extraño, divertido y personal, donde, sin darnos cuenta, descubrimos reflexiones sobre la identidad, la amistad, la libertad, el amor. John Green consigue dejar pequeñas joyas entre los diálogos irreverentes de Ben, Radar y Quentin, entre sus ansias por ir al baile con una chica y jugar a videojuegos. Como quien no quiere la cosa, nos plantea retos, preguntas a las que nosotros, como los personajes, tendremos que responder. ¿Somos de papel? ¿Seguimos lo que está escrito porque queremos o porque ni siquiera nos planteamos otra opción? ¿Quiénes somos realmente: lo que se espera de nosotros o lo que nosotros hacemos con nuestra vida?

Un viaje literario que ahonda en el descubrimiento de uno mismo y de los sueños que cada uno persigue, en la importancia de la amistad y de saber ver más allá de la piel, de las apariencias, del papel… Un viaje increíble, hermoso, divertido y bien escrito que demuestra que este autor sabe cómo encajar los engranajes de una historia para que funcione por sí misma y lleve al lector al universo de la ficción, donde residen las ciudades de papel.

Inés Macpherson
FUENTE: Anika entre libros (http://www.anikaentrelibros.com/)

Anuncios